Arte Contable

¿Qué debo hacer cuando se compra una obligación negociable bajo la par?

Uno de mis clientes empezó a invertir en obligaciones negociables en el ejercicio fiscal 2018. Él me dice que estas obligaciones fueron adquiridas bajo la par, realmente no tengo mucha experiencia en el tema y me gustaría que me pudieran orientar.

Que la obligación negociable haya sido adquirida bajo la par significa que si se descuenta a la tasa nominal de la obligación todos los pagos futuros (intereses y capital), el valor resultante es inferior al valor de adquisición. Siguiendo este razonamiento se deduce que las obligaciones negociables pueden ser adquiridas bajo la par (explicación inicial) sobre la par (caso contrario al de la explicación inicial) y a la par (cuando los dos valores comparados son iguales).

En Arte Contable les preguntamos a nuestros usuarios cuando están registrando rentas, enajenación o tenencia de estos activos, la forma en la que fueron adquiridos para tratar cada caso con la especificidad pertinente. Igualmente, preguntamos si los activos están denominados en moneda nacional, moneda nacional con ajuste y moneda extranjera para ubicar tanto las rentas como las enajenaciones en la renta cedular indicada.

Específicamente para el caso que preguntás, como el activo se adquirió bajo la par se supone que la tasa de interés ha aumentado y el descuento que se obtuvo en la adquisición es en realidad un mayor interés, el cual, según el artículo agregado sin número dos del artículo 90, debe ser declarado como ingreso en el periodo de tenencia del activo (hasta la amortización de la obligación o su enajenación, lo que ocurra primero) si el activo originalmente fue emitido a la par. En Arte Contable deberás ingresar el valor del descuento que será reportado como interés en el periodo fiscal y te entregaremos el descuento faltante por registrar en periodos siguientes.

Nota: Debés tener presente que el decreto reglamentario introdujo dos excepciones para el tratamiento mencionado: (i) que el valor se compre y se venda dentro de un mismo período fiscal, o (ii) que el porcentaje de descuento, por cada valor, sea inferior al 10%.